Feed
Posts
Comentarios

Corrupciones Sociedad Ilimitada

En medio de la tempestad, cuando es aconsejable extremar la pose, por el qué votarán, el ministro de Interior, el no siempre pío Fernández, otorgó el tercer grado a Jaume Matas. Lo hizo en contra del criterio penitenciario. Manda la amistad, quizá el pacto de la simulación de que la ley es igual para todos. ¡Qué desvergüenza! Ha pasado 95 días en prisión, la mayoría de ellos con tratamiento vip. El PSOE lo llama “indulto encubierto”. Primera conclusión del caso: robar merece la pena.

La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo (PP), doblemente imputada como presunta choriza, pasea su caradura, que es mucha, en actos institucionales sin que nadie la detenga, sin que piten los detectores de decencia. José Luis Olivas, estafador de preferentistas, sigue en libertad con el pío pío que yo no he sido. Cospedal, que tiene su presunto en casa, afirma que ya no pueden hacer más.

Y sube el paro por tercer mes consecutivo y la UE nos rebaja la cuenta de la vieja. El cuento de la recuperación se tambalea.

El problema está en la sociedad que lo consiente, en nosotros. Vi Salvados el domingo y siento envidia de Dinamarca. No son solo las leyes, es el pacto ético social el que determina lo que es intolerable. No es una cuestión de cantidad, sino de actitud. Comprar un toblerone con la tarjeta de crédito oficial es suficiente para que un político tenga que irse a su casa. Fue el caso de Mona Sahlin en Suecia.

¿Cómo conseguir ese pacto ético? Primero habría que cambiar de políticos y de políticas. Habría que poner patas arriba la Educación para generar ciudadanos críticos e intolerantes hacia la corrupción y la mentira.

Mientras llegan esos nuevos ciudadanos habría que potenciar el trabajo de la Fiscalía General del Estado, dotarla la independencia y medios técnicos, económicos y humanos, igual que a las unidades policiales que tan buen trabajo hacen a contracorriente política: la Unidad de Delitos Fiscales y Económicos (UDEF) de la Policía Nacional y la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. También es urgente una ley de transparencia radical, en la que cualquier ciudadano pueda rastrear hasta el último euro de gasto público.

Lo dijo Caemen Calvo, ministra del PSOE: “Estamos manejando dinero público, y el dinero público no es de nadie”. Es de una ignorancia delicitva, la base de lo que pasa. Peor es lo de los Matas, Granados, Bárcenas, sedes en negro, Ratos, Blesas y un interminable etcétera que han corregido la frase en beneficio propio: el dinero público es que de quién lo manga mejor. Tengo ganas de votar.

Retales bajo la lluvia

Llueve una lluvia lenta, muda. La ciudad iluminada se ha llenado de espejos que la multiplican en el asfalto. Huele a Italo Calvino, a belleza. Camino con las manos en los bolsillos, dejándome empapar la cara, los labios. Parece un bosque animado. El sueño se quiebra al paso de una manada de hooligans que braman contra el Chelsea. Deben de pensar que eso es popular en Madrid. A cierta distancia les siguen tres furgones policiales habitados por antidisturbios con el casco puesto.

Vengo de Caixa Forum, de un encuentro para celebrar el quinto aniversario de Frontera D, una joya de revista. Se titulaba “Debate en torno a la complejidad en la experiencia de lo contemporáneo”. Llegué tarde, obligaciones familiares y fiscales me demoraron. Estuve algo menos de una hora, pero disfruté en la escucha. Alfonso Armada, creador y director de la revista, periodista y autor de teatro preparó un escenario sin guión en el que los personajes decidían, quizá sin saberlo, el discurrir de la no obra. Pensar es una aventura; conversar, un reto.

Me siento conmovido por la valentía de Brittany Maynard, que a sus 29 años decidió desafiar a La Muerte muriéndose sin esperar a que la enfermedad terminal que padecía le devorase las últimas fuerzas. Creo en la eutanasia, la buena muerte. Hay consenso en la izquierda y en una parte de la derecha en que el aborto debe ser legal. No entiendo es la falta de coraje en legislar el derecho a morir dignamente.

La Iglesia católica se opone porque solo su dios, aunque no sea el tuyo, puede quitar la vida. Me parece un planeamiento totalitario. Y una blasfemia si pensamos en las guerras diseñadas por el hombre, en el hambre ajeno olvidado, en las enfermedades para las que no existe cura porque no hay negocio. Aprender a morir es el reto; aprender a vivir, una necesidad. Feliz semana.

 

 

Llegó noviembre y el CIS

El lunes se hace pública la encuesta del CIS. Recoge el impacto del escándalo de las tarjetas y el pobre manejo de la crisis del Ebola (aún sin dimisiones), pero no de la Operación Púnica ni de la imputación de Ángel Acebes, aquel que prevaricó en el 11-M desde el puesto de ministro del Interior. Mentir es una forma de abuso de poder, debería estar penado.

En esa encuesta, según adelantó El Confidencial, Podemos es la primera fuerza en voto directo y la segunda, por delante del PSOE, en voto cocinado: aplicadas las correcciones pertinentes. No es lo mismo decir lo que vas a votar hoy que votar de verdad en mayo, además están los indecisos y el voto oculto (vergonzante), aquellos que no se atreven a confesar que votan PP o PSOE. En la cocina de la encuesta se le puede ir la mano al cocinero. Dependerá de si el objetivo es dar gusto al jefe o saber la verdad.

Aunque los sondeos son una foto fija en medio de algo que se mueve, recogen el sentir general: el sistema que nació en la Transición ha dejado de ser eficaz. Se puede cambiar de sistema, algo complicado dadas las alternativas, o de personas, y en eso estamos todos. Buscar gente honesta que recupere la división de poderes, su independencia, que aplique la ejemplaridad y la ley.

No es ejemplar el cachondeo de Matas ni el de Fabra por mucho espectáculo de regeneración que se quiera poner. Al parecer hay un principio de Arquímedes de la corrupción: cuando entra uno en la trena desplaza a otro de similar peso al tercer grado.

Informamos de que alguien no regularizó su dinero ante Hacienda. ¿Cómo que su dinero? Si todo ese dinero es producto del amaño, el saqueo y la indecencia. La ilegalidad está en el origen. Van a la cárcel por no pagar impuestos, no por robar. Algo no funciona.

Me gustaría que los partidos incluyesen en sus programas una exigencia: que los bancos rescatados devuelvan hasta el último céntimo y con los intereses correspondientes. Es intolerable que se renuncie a ello. Es inaceptable política y éticamennte. ¿Perdonan alguna deuda estos u otros bancos? ¿Algún impago por importante que sea la excusa? Los hemos rescatado a costa de nuestros derechos y con los recortes de Sanidad y Educación. ¡Qué los devuelvan! ¿Investigaremos el origen de cada agujero? ¿De cada crédito? ¿Habrá cárcel para los ladrones?

Feliz arranque de noviembre, aunque sea en el día de los muertos.

 

Trilerismo in election time

Rodrigo Rato anuncia su suspensión temporal de militancia en el PP tras 14 días mareando la perdiz. No él, claro, que ya se la ha comido a cargo de los impuestos generales en un restaurante de dieciséis tenedores, sino Dolores de Cospedal que andaba remolona en su liderazgo limpiador. Se anuncia ahora, cuando la presión sobre la Rue del Percebe 13 (Génova para los fieles) era insoportable. Huele a chanchullazo, uno más: “Dices que te vas, así nosotros no te tenemos que echar y a cambio, como ya no eres militante, no te investigamos ni hablamos mal de ti”. O algo así. Todo es una indecente simulación.

Montoro presenta unos presupuestos que son una engañifa. Su único objetivo es conseguir que nos creamos el cuento de la recuperación en un año que debemos votar en mayo y noviembre, si no hay retraso en las generales. Vamos a crecer aunque Alemania entre en recesión. De nuevo la reserva espiritual de Occidente.

Nos lo tenemos que creer porque lo afirma el partido que nos mintió en la última campaña electoral, el del IVA y la amnistía fiscal para los corruptos, muchos de ellos amigos y por lo que se ve militantes. Los papeles de Bárcenas empiezan a tener valor judicial. Ahora es el turno de Acebes. ¿Y a Josemari cuándo le toca?

La actividad judicial, además de ser el resultado del buen trabajo, pese a las zancadillas, de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), se debe también a la cercanía electoral unida a dos factores clave: la irrupción de Podemos, que de momento ha servido de gran agitador del tablero político y a la hartura de la ciudadanía. Será interesante leer la encuesta del CIS en noviembre.

No sé si Podemos es la respuesta a los problemas, pero es el soplo de aire fresco necesario para seguir respirando. Ya cometerán errores y habrá que criticarlos. De momento están limpios, son esperanza. Las críticas, sobre todo de algunos medios progresistas, rezuman defensa del estatus quo, de la élite-casta a la que pertenecen. Cada crítica poco fundada son votos para Podemos.

Estoy convencido de que el PP aún no ha aparcado del todo la idea de la reforma electoral express. Los que saben de esto dicen que el plazo acaba con el año; quedan pues dos meses y diez días y muchas encuestas. Tras el pufo de las tarjetas, en las que están pringados todos, sería una provocación insensata cambiar las reglas en beneficio propio. Pero estamos en las manos que quien estamos. Feliz Navidad, por si no llegamos. Feliz miércoles.

 

Un click y estás muerto

Expulsado del paraíso. Un click y adiós, muerto, inexistente. En un click se esfuma lo compartido, pasa a ser memoria difusa, nublada, de la que no estás seguro si la viviste o la soñaste. Es un acto de desmemoria histórica y presente.

Silencio: se rueda, a veces cuesta abajo entre decenas de pies que escalan perezosos hacia ningún sitio. Enredado en el trabajo, escapando de una sombra duplicada que me persigue, que me juega, que me trasntorna. Aquí, con Pietra, en un martes cualquiera.

« Newer Posts - Older Posts »