Feed
Posts
Comentarios

En estos tiempos de profundo cambio político, de hundimiento lento y constante del bipartidismo y de todo lo que representa, la figura de Florentino Pérez resulta más estrambótica que nunca. El anuncio del despido de Carlo Ancelotti rivalizó en la tarde del lunes en patetismo con la indescriptible rueda de prensa de Mariano Rajoy. Aquella en la que se comprometió a mejorar la comunicación con los ciudadanos (aceptó cuatro preguntas sin responder a ninguna) e informó de que no va a hacer cambios de alineación ni de táctica. Catenaccio pues en Rúe del Percebe 13 (Génova).

Hace un par de años escribí que Ancelotti no me producía entusiasmos, aunque debo reconocer que ha sido un bálsamo de educación, cordura y buen hacer después de tres siglos de mourinhismo incendiario. No ha sido un gran año: ni Liga ni Champions. La pasada temporada se salvó in extremis en el minuto 93 en la final de Lisboa. El equipo con Ancelotti en el banquillo ha tenido serias dificultades ante el Atlético de Madrid en casi todos los enfrentamientos, al que no ha sabido jugar, y ante equipos punteros y peleones como Valencia y Sevilla.

¿QUIÉN ELABORA LA PLANTILLA?

Si analizamos los defectos del juego todo nos conduce a una mala planificación en la composición de la plantilla. Y en esto ha tenido poco que ver Carletto. Las ventas de Di María y la de Xabi Alonso en el último minuto antes del cierre del mercado de verano no fueron idea suya, como no fue idea de Manuel Pellegrini la venta de Robben y Sneijder sin recambio de categoría similar. Cuando pedía un todocampista como el chileno Arturo Vidal (Juventus) le traían mediaspuntas.

Ha sido un buen gestor de la herencia recibida en el asunto Casillas, ha colocado a Kroos de mediocentro puro, a Isco y James de volantes con una fuerte carga defensiva y mejorado los registros de Cristiano. La ha fallado Bale, un excelente jugador aplastado por la presencia de Ronaldo (sobra uno de los dos) y el banquillo. Illarra es bueno pero le falta confianza, mentalidad. Al equipo se condenó en las dos lesiones de Modric, el único centrocampista auténtico.

No me gusta Rafa Benítez, pero tampoco sé muy bien por qué. Quizá porque en sus equipos hay más intensidad que excelencia, pero habrá que esperar y ver.

FLOREN EN EL BANQUILLO

A Florentino le gustaría ser entrenador, sentarse en el banquillo, dirigir, ordenar a pie de césped. Él ficha y desficha, contrata entrenadores y los despide. En sus doce años de doble presidencia ha tenido nueve entrenadores y logrado tres Ligas y dos Copas de Europa. Con este balance él mismo se debería despedir. Lo haría con cualquiera de sus empleados.

A riesgo de que me regañe Ferreras, diré que no me gusta Florentino, aunque es mejor que Lorenzo Sanz y Ramón Calderón. Es verdad que ha modernizado la institución colocando como primer ejecutivo a José Ángel Sánchez, quien debe ser extraordinariamente capaz porque lo mantuvo Calderón y lo mantuvo Pérez en su segundo mandato sin afearle que siguiera con el “enemigo”.

POR QUÉ NO ME GUSTA

No me gusta su prepotencia, que haya blindado la presidencia para que solo pueda ser presidente él con la excusa de los jeques a los que tanto cultiva. No me gusta su olor a casta. No me gusta que pasara de concejal de UCD a millonario en pocos años porque no creo en los milagros y menos en el de los panes y los peces. No me gusta porque es un mal jefe que no deja trabajar a sus entrenadores, que permite que símbolos del club (Del Bosque, Hierro, Raúl y ahora Casillas) salgan por la puerta de atrás. Prefiero el estilo del Barça con Xavi Hernández. Ni me gusta que las giras y los fichajes coincidan presuntamente con los intereses de su empresa ACS. ¿No hay ningún periodista de datos que se atreva a cruzar fichajes, giras y facturación de la constructora? Tampoco me gusta la deuda. ¿Por qué no se habla de ella? Ni su dependencia de los poderes públicos: ¿y ahora con lo que hay cómo arreglamos lo del estadio?

Pese a todo, es mejor presidente que entrenador. Que al menos dimita como manager general y deje trabajar a la gente que sabe. ¡Gracias Carletto!

La gente no es tonta, pero aún hay miedo

No voy a escribir un análisis, que acabo de enviar uno largo a elDiario.es. Solo quiero esbozar un par de sentimientos. Uno de pertenencia, que lo tenía casi olvidado: hoy me siento orgulloso de pertenecer a las mareas ciudadanas que han aupado a Manuela Carmena a la alcaldía de Madrid, si no lo impiden Antonio Carmona o algún trilerismo postelectoral. Otro, la ilusión de votar, de construir, de estar a favor de algo, no tanto en contra de alguien.

La gente no es tonta aunque aún tiene miedo. No se puede legislar en su contra y mentirle a la cara sin consecuencias. No bastan los medios de comunicación afines ni la usurpación de las televisiones públicas ni los amigos prepotentes y faltones ni el Ibex-35. Hay asuntos que son más importantes que el dinero. La decencia, por ejemplo.

Leo mensajes de la Brunete tuitera incendiada en insultos y descalificaciones exigiendo educación a los demás. Hay que ser comprensivos: algunos solo defienden el sobresueldo.

Valencia es un símbolo del saqueo y la impunidad. Espero que además de echarles del poder haya tiempo y espacio para que actúe la justicia en aquellos casos flagrantes de corrupción. Hay que reabrir el caso del metro de Valencia, aunque sea solo por la dignidad de las víctimas.

Pese a tanta evidencia, Esperanza Aguirre no es alcaldesa por 7.839 papeletas. Pienso en los que decian que no sirve de nada votar. En estas circustancias, no votar es votar a los que están. Allá cada uno con su etiqueta. Espero que sea una lección para las generales. Votar cuenta. Es la mejor herramienta democrática para Botar. Otra cosa son los exliados, a quienes se les ha negado el voto. Si había dudas de por qué, ya lo sabemos.

Todavía no bastan la ilusión y las mareas que aún hay miedo, mucho, debajo de la piel. Como dijo Manuela Carmena en la noche electoral el objetivo es seducir a los que no votaron por el cambio con una acción de gobierno eficaz y honrada. Habrá errores, pero no saqueo.

Una canción para la resaca: No esconda la mano del gran Quintín Cabrera. Feliz día postelectoral.

Con ilusión, que ya era hora

Captura de pantalla 2015-05-23 a las 10.13.03

Voy a ir a votar a primera hora, por si me muero: para que no falte mi papeleta. Voy a votar con ilusión, sin pinzas en la nariz que no eran por el PSOE que hubiera necesitado un paquete. Soy de los sin partido, de los indignados, de los cabreados, de los hartísimos por tanta podredumbre moral y política, tanto saqueo impune. Manuela Carmena me representa. ¡Por fin alguien de quién sentirme orgulloso! No sucedía desde Enrique Tierno Galván. Tengo el pálpito de que esta noche puede ser grande, pero también tengo las cautelas agarradas a la garganta y a las piernas para no correr demasiado antes de tiempo que la Guía del Ocio hace milagros.

Captura de pantalla 2015-05-23 a las 10.26.08

1) Manuel Carmena ha hecho una gran campaña, desde la sencillez, la honradez y la educación, tres valores sorprendentes en esta ciudad desde hace un par de décadas. Miles de personas, de jóvenes sobre todo, han descubierto a esta luchadora por la democracia y los derechos de la mujer, formándose una gran ola de entusiasmo que no ha dejado de crecer. Las redes sociales y los nuevos métodos de comunicación están arrasando. Estoy seguro de que si la campaña hubiera durado una semana más, gana por goleada. Ojala esté a tiempo y que sea la lista más votada, o al menos que llegue a ser alcaldesa.

2) Esperanza Aguirre es la síntesis de todo lo que está mal: la deshonradez, el desprecio a los ciudadanos, la chulería chabacana, que ya le vale a la marquesa consorte, el uso de lo público en beneficio privado, la mentira como estilo de vida, la miserabilidad supina y la creencia de que es impune. En esta campaña ha sacado a pasear su propio esperpento. Ha unido a la izquierda, espantado el voto moderado y cabreado a los suyos. Un genio. Pero no la daría por muerta ni muerta, que en esta ciudad tiene mucho público que le gusta el estilo verdulero enjoyado.

3) Antonio Carmona. Que el PSOE presente un candidato tan flojo ha ayudado a que el voto de la izquierda se concentre en Manuela. El show de IU en los últimos meses también influye. ¿Cómo se puede votar a un partido que algunos dirigentes (Cayo Lara) reconocen a la candidata y otros (Alberto Garzón) la rechazan? Carmona va a sacar un resultado muy inferior al de Ángel Gabilondo. Si esto fuera así debería irse a su casa.

4) El PSOE tiene una oportunidad en sus pactos para empezar a regenerarse, que la regeneración no es cambiar de caras, sino recuperar ideas, valores. Sigue siendo un partido esencial para conformar mayorías de gobierno a corto plazo. Pero esto tiene fecha de caducidad, sino que se lo pregunten al PASOK. La sensación de que estas elecciones son un alto el fuego en la guerra interna resulta poco edificante. Pienso en noviembre, o cuando sean las generales.

5) Ciudadanos va a empezar a aterrizar en la realidad. Albert Rivera tiene mejor imagen que su partido, que está cociéndose. No saben aún si deben ser la derecha inteligente (una urgencia histórica) o un centro izquierda moderado. Los pactos nos darán una pista de por dónde van. Ellos, como Podemos, tienen la mirada puesta en las elecciones generales. En teoría se juegan el tercer y cuarto puesto, pero no descartaría que pudieran a aspirar a la Liga que esto va deprisa. Ciudadanos tiene varias pruebas de fuego: ¿salvarán a Aguirre, Barberá, Fabra. Monago y demás ralea? Veremos.

6) Podemos ha acertado en no presentarse a las municipales. Ya escribí en un artículo en elDiario.es que su error en los últimos meses ha sido creer que su objetivo es ganar y condicionar todo el discurso a arañar votos. Su objetivo es poner patas arriba la forma de hacer política, más allá de si ganan o quedan segundos o terceros. Sin tener representación alguna en las instituciones han sido esenciales en este cambio de clima político. Ahora con peso, ya veremos cuánto, serán la clave en el cambio. Si el ganador en noviembre se queda en 120 escaños, como apuntan las encuestas, y Podemos logra 60 o 40 diputados tendrá un protagonismo, y una responsabilidad decisiva en la regeneración de este país. También una oportunidad para quitarse las etiquetas que le han colgado (bolivarianos) y mostrarse fiables. Tengo la sensación de que tras el bache de Andalucía (buen resultado, pero no extraordinario) han recuperado fuelle en esta campaña. La salida de Juan Carlos Monedero les ha beneficiado. También a Monedero, que ha ganado en credibilidad. ¡Un tipo que dimite en España!

7) El PP va a sufrir un batacazo de los que hacen época, pero será la lista más votada en muchos municipios y comunidades con lo que podrán vender que han ganado. Si se lo creen les irá mucho peor en noviembre. Hay varias líneas rojas para medir el desastre. Una son los votos comparados con los votos de hace cuatro años, o con los de las generales. Es una resta sencilla que mostrará la desafección tras cuatro años de políticas duras y mentiras claras. No se puede vender una cosa en la campaña y hacer lo contrario en el Gobierno. Por mucho Zepapeta que saques a pasear la gente no es idiota. La verdadera línea roja para medir si estamos ante un desastre o una hecatombe es el Ayuntamiento de Madrid y las comunidades autónomas de Extremadura, Valencia y Castilla La Mancha. En Madrid les queda una última excusa: ganar, pero no poder gobernar. Arrancaría el runrún tertuliano de la lista más votada, sin recordar, claro, el tamayazo (compra de dos diputados a cargo de la corrupción). Pero si Manuela fuera la lista más votada…

Feliz primer día para el cambio.

(En el vídeo de la canción de Sabina: mi barrio). Salud.

No nos hagamos ilusiones: no somos británicos (Miliband, Clegg), somos españoles. Aquí no dimite ni dios. La táctica es simple: se elimina el motivo (la derrota electoral) y se evitan las consecuencias, por eso en la noche electoral todos pugnan por demostrar que han ganado. y por goleada. Siento curiosidad de ver cómo lo hacen esta vez UPyD e IU.

El PSOE presenta un excelente candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid y uno malo a la alcaldía de la capital. Antonio Miguel Carmona es como José Bono pero sin su inteligencia política;  le faltad maldad y empaque. Lo peor de Carmona, que será una buena persona, es que se cree un genio.

Prefiero los políticos con ideas y valores definidos más allá de salir en la foto a cualquier precio, sea la del funeral de Tomás Gómez como uno de los deudos principales o abrazado a Pedro Sánchez del día siguiente. Un poco de compostura, un poco de seriedad.

Pese a mi devoción por Ángel Gabilondo (extendida a su hermano Iñaki) votaré a Juan Manuel López, una gratísima sorpresa y la prueba de que el 15-M y los instrumentos políticos nacidos de él (Ahora Madrid, Ganemos, Barcelona en Comú, etcétera) han puesto en circulación a un número elevado de personas de enorme capacidad. Hay cantera. No tenemos que aferrarnos a los liderazgos. Lo que viene es aún mejor.

Varios de mis amigos, los más moderados, me han anunciado su voto: Manuela Carmena (que ya es un clamor) y Gabilondo. Esto me hace sospechar de que Gabilondo va a obtener un resultado muy superior al de Antonio Carmona, que lo suyo será un crash de época. ¿Dimitirá si sus resultados fueran tan inferiores?  Sería un buen comienzo para un nuevo PSOE con Manuela de alcaldesa. ¿Dimitirá #botaAguirre si no es la lista más votada o se queda fuera de la alcaldía?

Siento una gran ilusión por primera vez desde el 15M y desde 1982. Queda un ná.

Un poco de tila para #botaAguirre

El show de #botaAguirre en la Fiscalía General del Estado (FGE) demuestra tres cosas: que la aún presidenta del PP de Madrid se cree por encima del resto de los ciudadanos, que deben acudir a los tribunales ordinarios con sus fiscales rasos; que vuelve a aparcar en zona prohibida (fue con su autocar electoral por si había dudas de que la denuncia era parte de la campaña) y que está nerviosa, muy nerviosa. Un poco de tila, Esperanza: mejora los modales.

¿Tenemos la posibilidad de saltarnos los juzgados y acudir directamente a la FGE? ¿Es normal que la denunciante salga de tan alta institución con un papel que parece acreditar que ha presentado una denuncia o deberían haberla remitido al los juzgados de la plaza de Castilla o el que le toque? ¿No es este hecho un trato de favor intolerable? Aguirre es como Fraga: las instituciones son mías.

¿Por qué es tan grave que se filtre su declaración de la Renta (enhorabuena InfoLibre) cuando ella aseguró que la filtración de la de Juan Carlos Monedero era una gran exclusiva? ¿Es normal que la llame el presidente del Gobierno y el ministro de Hacienda (eso dice ella, que vaya usted a saber) por un hecho así? ¿Llamaron a Monedero? Si tanto presume de transparencia en los debates opacos de Tele Madrid ¿por qué no la presentó ella misma?

¿Qué hizo durante su brevísima vuelta a la Administración para ingresar 8.000 euros? ¿Qué horario cumplió, cuáles fueron sus tareas? El premio de ABC por un artículo taurino que dudo que escribiera ella tiene guasa.

Mando un abrazo a los periodistas que les ha caído la desgracia de cubrir la campaña de esta señora. Espero que sus medios les cubran con un seguro de vida, unas buenas vacaciones y les paguen todos los gastos de una terapia de recuperación psicológica.

Quedan dos días. Feliz viernes.

« Newer Posts - Older Posts »