Feed
Posts
Comentarios

Suárez, solo unos trazos

Nunca voté a su partido, siempre discutí sus discursos, aquel puedo prometer y prometo. Seguro que muchas veces canté en el coro de sus críticos y corrí delante de su policía. Los que hoy le ensalzan desde la derecha aún franquista, sobre todo desde la extrema derecha tuitera, fueron los Brutus. No tienen derecho a enarbolar su memoria.

La izquierda tiene al menos la excusa de que era el juego político, la estrategia del desgaste. Nos falto altura en un país de bajura, reconocerle sus enormes méritos, su tesón y habilidad. Legalizó el PCE en contra de la opinión de los suyos, supo acercar a Fraga y Carrillo, apoyarse en el PSOE. Este país le debe mucho.

Es cierto que Suárez no trajo la democracia, la trajeron los antifranquistas, pero sería injusto no reconocer el papel de numerosos franquistas que supieron leer los nuevos tiempos y hacer un servicio a la concordia. En los Torcuato Fernández Miranda, Suárez, etc no había cálculo personal, sino visión política.

También es cierto que era un producto del régimen, pero resultó ser un buen producto, un tipo que sabía escuchar, aunar, tender puentes, acercar a opuestos y engatusar. A este país le han faltado engatusadores, personas capaces de convencer con argumentos y talante (perdón; sé que es una palabra maldita). En este país sobran los prepotentes, el orden y mando, la calle es mía, quien se mueve no sale en la foto.

Me alegra el reconocimiento ciudadano. Lo merece. Fue un hombre solitario que se alimentaba de tortillas francesas, como Sostiene Pereira, y que vivió un drama familiar con el cáncer. Es de los grandes en un país en el que abundan los pequeños. Fue de los pocos políticos en la democracia que dimitió. Le tengo por un tipo honesto que no se lucró con la política. Su enfermedad nos privó de muchos detalles de aquellos años, de cómo se urdieron varios golpes de Estado y de cómo se intentó uno; quién estaba en un lado y quién en otro. Seguro que nos llevaríamos sorpresas. DEP

Adolfo Suárez se merece esta canción. Feliz viaje.

Insomnios

No tengo nada que decir, nada que escribir. Solo noche negra dentro de un insomnio blanco. Avanzan los minutos y las horas hacia ningún sitio. Todo es circular, va y regresa. Hay sueño dentro del cuerpo, un cansancio de plomo que no alcanza a la mente, no la duerme. La cabeza late por dentro, el corazón late por fuera. Todo late al revés en una noche larga de blancos y negros. Hay silencio en la noche y hay noche en el silencio.

Sorteo, pronóstico y realidad

En mi carrera escolar saqué más ceros que dieces. Tiene mérito: exige una perfección en el error. No he cambiado. Mi pronóstico de sorteo, basado en el morbo, no ha dado una. Ayer escribí: Bayern-Barça; Chelsea-Real Madrid; Borusia-PSG y Manchester United-Atlético de Madrid.

La realidad: Barça-Atlético; Real Madrid-Borussia; PSG-Chelsea y ManUnited-Bayern. Creo que Real Madrid y Bayern han tenido suerte, más los bávaros. El Barça va a sufrir mucho con Simeone. No veo un favorito claro entre el PSG y Chelsea. No me gusta cómo juega Mourinho, pero sus equipos son muy difíciles.

El morbo rueda en un balón

Arrigo Sachi dijo que el fútbol era la cosa más importante de las cosas menos importantes. Sachi, además de grandes frases, nos dejó la hermosa plasticidad de su Milan, uno de los mejores equipos de la historia. Nunca pudo repetir aquel éxito en otro equipo. Hay situaciones que dependen de la coincidencia en el tiempo y en el espacio de un número elevado de grandes jugadores, un entrenador excepcional y la suerte. Si la hay nace el estilo y desde la confianza de tenerlo, el equipo se vuelve imbatible, o muy difícil de batir. Pasó con el Barça de Pep Guardiola. Veremos si le pasa con el Bayern, una apuesta segura.

No voy a hablar del Clásico, que da mala suerte, Mejor después. Prefiero escribir sobre el sorteo de la Champions. Están los ocho mejores equipos de Europa, no hay chollos sobre el papel: unos aportan nombre e historia; otros, nombre, historia y fútbol. En una lista así siempre falta un equipo italiano. Cualquiera de los cuartofinalistas puede ser campeón. Pero lo que más me interesa del sorteo es su morbo. Lo tiene a espuertas.

Al Barça, por ejemplo, le puede tocar el Bayern de Guardiola. Sería la puntilla para una mala temporada en la que alterna partidos horrorosos que muestran el desvarío de la entidad con otros magistrales que muestran la calidad de sus jugadores, sobre todo de Messi e Iniesta. Tiene también morbo el PSG por el ansia de venganza de Ibrahimovic. Y el Real Madrid, que nos hartaríamos de clásicos en abril. Lo tendría, y mucho, el Chelsea de Mourinho. Además del portugués está Eto’o, otro con ganas de remover memoria. O el Atleti de Villa. un caso similar.

Al Real Madrid le puede tocar Mourinho con Iker Casillas de titular. Sería divertido. O el Bayern de Guardiola o cualquiera de los dos equipos españoles. También le puede tocar el Borussia de Levandowski para que Ancelotti se ponga la medalla que Mourinho no pudo.

El Atlético no tiene afrentas que cobrarse, quizá con el Real Madrid por una cuestión de tradición y vecindad. A Simeone le vendría bien el Manchester United, un equipo desnortado, o el Borussia, menos ogro que el año pasado. Un Atleti-Chelsea sería de alto voltaje, por la forma de jugar de ambos.

Este es mi sorteo, más morbo que deseo. Aunque si pudiera elegir para mi equipo, pediría el ManUnited o el Borussia.

Bayern-Barca

Chelsea-Real Madrid

Borusia-PSG

Manchester United-Atlético de Madrid

Inmigración, propaganda e injusticias

El miedo es un programa electoral peligroso: desata las bajas pasiones y desde ese lugar de la entrepierna, no se piensa, solo se reacciona. Ahora que la amenaza del terrorismo autóctono, el de ETA, parece amainar por mucho que algunos se empeñen en estirar el chicle, surge la inmigración como el gran problema del Estado. Desde el Ministerio del Interior se cuantifica el número de personas dispuestas al salto de la valla: 30.000, 40.000, 80.000. Ya no valen las concertinas. Es año electoral y anticipo de otro mayor.

Resulta poco responsable y nada creíble ese baile de números que aumenta por días, o por telediarios. Las cifras falseadas y las mentiras deberían estar penadas, al menos en los medios de comunicación. Somos responsables de separar la propaganda de los hechos comprobados, no de repetir globos sonda como si repetir la cantinela del poder fuera nuestro trabajo. El nuestro es un servicio a la ciudadanía, no a los ministros.

Las fuentes oficiales que filtran información tienen un objetivo: colocar su punto de vista en el debate colectivo. Dicen que los saltos a la valla se han triplicado este año. Hablamos de 530 personas en enero y febrero. El año pasado, 75.000 inmigrantes se marcharon de España debido a la crisis. No parece una invasión, solo un pico de desesperación. Eso es contexto.

España es uno de los países que más ha recortado en ayuda al desarrollo y cooperación. No es consistente esta política avara con esta publicitada preocupación por los saltos del hambre. Dejamos de ayudar a comunidades y países en crisis extrema, de reconstruir economías rotas por las guerras, las catástrofes o los saqueos, a cambio de un recorte económico ridículo. Tres décadas de prestigio a la papelera. ¿Y la patraña publicitaria de la marca España?

Cooperar es invertir en ellos y en nosotros. Los países que funcionan no producen inmigrantes en masa. España se queja de los subsaharianos mientras que decenas de miles de jóvenes españoles se ven obligados a buscarse la vida en América Latina y Europa. España está entre los diez principales exportadores de armas del mundo. La mayorías de las personas que llegan a Ceuta y Melilla huyen de la miseria y la guerra. ¿A qué estamos jugando? La política de la exportación de la injusticia es el gran efecto llamada.

Las Áfricas también cantan, Feliz día.

« Newer Posts - Older Posts »